Una retrospectiva de 2020

El Presidente del Centro aborda los aspectos más destacados del desempeño del CAM-CCBC durante el año

Por Eleonora Coelho*

A medida que entramos en el mes de diciembre, es común que reflexionemos sobre el año que termina, y establezcamos metas para el que se avecina.  En 2020, esta reflexión parece ser aún más valiosa. Después de todo, fuimos sorprendidos por una pandemia a nivel mundial en marzo, y desde entonces, vivimos tiempos de incertidumbre.

Ante dicha incertidumbre, nos guiamos por nuestros valores buscando adoptar las decisiones correctas, y en este momento, tenemos la misión de mirar al pasado, absorbiendo las lecciones y aprendizajes de este año, pero conscientes de que el presente nos convoca a construir un nuevo futuro.

Se sabe que las adversidades trazan el camino de la evolución. A lo largo de este año, se instó definitivamente a adaptar los Métodos Alternativos de Resolución de Disputas (Alternative Dispute Resolution, o ADR, por sus siglas en inglés). El CAM-CCBC, a su vez, reforzó su compromiso con la mejora de los ADR, siempre guiado por la conciencia de nuestra responsabilidad social y basado en un desempeño ético.

Un año desafiante

Incluso frente a lo inimaginable, el CAM-CCBC mantuvo una gestión segura, eficiente y responsable con los procedimientos. A pesar de la distancia física, la disponibilidad de nuestra secretaría sigue siendo la misma. Todo ello forma parte de una mentalidad institucional colectiva, que conoce la gran responsabilidad de su actuación ante las partes, los abogados, los árbitros y ante el mantenimiento de la circulación de la economía ADR en nuestro país.

De hecho, a tan solo 48 horas de haber iniciado el aislamiento social impuesto por la pandemia, el CAM-CCBC se organizó internamente para asegurar la continuidad de los más de 300 procedimientos en curso de forma remota, habiendo determinado medidas de emergencia que garantizaban la seguridad de los procesos bajo su gestión.

Posteriormente, se aprobó la Resolución Administrativa Nº 40/2020, que estableció la conducción regular de todos los procedimientos de manera 100% remota, adaptando la práctica arbitral a las comunicaciones y audiencias exclusivamente electrónicas. Así pues, anticipamos con éxito un proyecto que ya estaba en marcha: el de la migración a la conducción totalmente electrónica de los arbitrajes, con eficacia y seguridad.

En octubre, aprobamos la Resolución Administrativa nº 43/2020, que autoriza, con carácter excepcional, la celebración de audiencias presenciales, siempre que se observen ciertos requisitos que deberá evaluar el Tribunal de Arbitraje y se respeten estrictas medidas de seguridad.

Esta reanudación requirió varias adaptaciones de la infraestructura del CAM-CCBC y el establecimiento de políticas claras para que las audiencias se llevaran a cabo dentro de normas estrictas de salud y distanciamiento, en pro de la salud de todos sus participantes. Estos esfuerzos reflejan el compromiso del CAM-CCBC con la calidad, la máxima eficiencia, la preservación de la integridad y la unidad de la comunidad en su conjunto.

En dirección contraria al aislamiento, el distanciamiento forzoso nos ha ofrecido una oportunidad de expandir valores esenciales como empatía, solidaridad y tolerancia.

Responsabilidad social

Ante este panorama, el CAM-CBC ha fortalecido aún más su responsabilidad social a través de iniciativas que ayudan a proyectos e instituciones de índole social y ha implementado acciones que promueven cambios efectivos a favor de la diversidad de género y raza.

Dentro de la esfera del CCBC y del CAM-CCBC, se ha creado un comité para difundir la diversidad en la cultura organizativa de la empresa. Sin embargo, el CAM-CCBC es consciente de su deber de ir más allá y propagar el valor de la diversidad en todo el contexto de los ADR.

En el curso de la pandemia, realizó con gran satisfacción una donación de R$ 300.000 al Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (USP), entidad de salud pública, referencia en nuestro país.

También mantuvo e incluso amplió sus actividades académicas en el entorno virtual, habiendo organizado alrededor de 25 webinars y apoyado y coorganizado numerosos otros eventos en el entorno digital. En octubre promovimos el VII Congreso CAM-CCBC de Arbitraje, en formato híbrido, y la III III São Paulo Arbitration Week (SPAW), 100% online. En cada uno de los eventos fomentamos las donaciones a instituciones sociales, divulgando sus respectivas actuaciones.

Mantuvimos nuestro compromiso con la diversidad, exigiendo a los webinars que cuentan con el apoyo institucional o el patrocinio del CAM-CCBC que mantuvieran un mínimo del 30% de mujeres en su equipo de oradores – acorde a la acción afirmativa adoptada en todos los eventos organizados por el Centro.

Transparencia

La resiliencia, la evolución y, sobre todo, la unión son los legados que buscamos como comunidad. En un país donde hay cien millones de procesos judiciales, que son administradas por un Poder Judicial sobrecargado, fomentar métodos adecuados de solución de controversias es ejercer una función social. Desde esta perspectiva, consideramos importante el compromiso de transparencia y divulgación de las estadísticas, por lo que lanzamos el primer Informe Anual del Centro, con hechos y cifras referidos al año 2019, iniciativa que debe perpetuarse en los años venideros.

Incluso frente a tantos desafíos, debemos celebrar las victorias y permanecer siempre atentos a la mejora técnica y al fomento de debates que generen el desarrollo de los ADR.

¡Les deseo a todos un excelente fin de año y un próspero año nuevo!

*Abogada, con amplia experiencia como árbitra y master en Derecho Contencioso, Arbitraje y ADR por la Universidad de París, Eleonora Coelho ocupó durante cuatro años la Secretaría General del CAM-CCBC, y actualmente es la Presidenta del Centro desde 2019.

Conocer el
X