Solidaridad siempre presente

El CAM-CCBC incorpora cada vez más la responsabilidad social en su ADN

Por Sérgio Siscaro

La necesidad de mirar a la sociedad que nos rodea y actuar en de forma solidaria ha sido notable a lo largo de 2020. La aparición y rápida propagación del nuevo coronavirus SAR-CoV-2, causante del Covid-19, ha llevado a las empresas privadas y organizaciones de todo el mundo a aunar esfuerzos para combatir la enfermedad, o al menos mitigar sus consecuencias.

En estos tiempos tan difíciles, el CAM-CCBC no podía omitirse a ello.  Después de todo, el Centro ya ha estado destacando su desempeño en los últimos años a través de un firme compromiso con las mejores prácticas de responsabilidad social. Así pues, al tiempo que mantuvo sus actividades de forma virtual, garantizando la seguridad de sus equipos y de los participantes en los procedimientos que lleva a cabo, también entró en la lucha contra el Covid-19, recaudando fondos para donaciones y utilizando su papel de influyente en la comunidad que trabaja con métodos alternativos para la solución de controversias (ADR) a fin de movilizar a esta comunidad para que también participe en estos esfuerzos.

“Entendemos que las instituciones deben ser conscientes de su responsabilidad social, manteniendo sus actividades rutinarias, así como incentivando proyectos de amplio y diverso alcance social. Creemos que en esta crisis sin precedentes, no podemos ayudar a todos, pero todos pueden ayudar a alguien”, afirmó recientemente Eleonora Coelho, presidenta del CAM-CCBC al blog NewGen.

Enfoque en las iniciativas sociales

Los webinars fueron la principal vía de contribución social del CAM-CCBC. El Centro siempre ha tenido como característica importante la celebración de eventos que reúnen a la comunidad de los ADR, en los que los expertos discuten los principales temas y tendencias del arbitraje y la mediación. Debido a la pandemia, fue necesario transformar estos eventos presenciales en virtuales, y al hacerlo, el CAM-CCBC comenzó a divulgar proyectos sociales y a estimular las donaciones por parte de los participantes a instituciones sociales.

Algunas de las iniciativas promovidas fueron el Plan de Enfrentamiento al Nuevo Coronavirus, del Servicio Franciscano de Solidaridad (Sefras), el trabajo del Instituto Pro-Saber SP y del Proyecto UM.

Lucha contra Covid-19

Otra forma de contribuir a la sociedad en un momento tan difícil fue la decisión de revisar sus fondos de patrocinio en el congreso anual del Comité Brasileño de Arbitraje (CBAr) para el Hospital de Clínicas (HC) de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (FMUSP) – y así apoyar las acciones para combatir el Covid-19.

El monto donado fue utilizado por el HC para la compra de equipos, insumos y disponibilidad de camas, factores indispensables para salvar el mayor número de vidas posible. “La donación se realizó a nombre del CAM-CCBC, CBAr y de cada uno de los invitados que participarían en nuestra celebración de apertura del Congreso. El objetivo fue mantener la confraternización de la comunidad arbitral, pero esta vez en torno a la solidaridad y la ayuda al prójimo”, comentó Coelho en la ocasión, en una nota conjunta firmada con el presidente del CBAr, Giovanni Nanni.

Defensa del medio ambiente

Celebrado en octubre, el VII Congreso de Arbitraje del CAM-CCBC fue histórico. El evento fue capaz de migrar con éxito sus actividades a un modelo híbrido, combinando la transmisión online con la participación de algunos oradores en un estudio de grabación. Y, además, el Congreso se caracterizó por la preocupación del Centro por contribuir de manera asertiva en acciones de responsabilidad social.

El CAM-CCBC revirtió el 10% del total de los ingresos obtenidos con la inscripción de los participantes en el Congreso al Instituto de Conservación y Desarrollo Sostenible del Amazonas (Idesam), entidad que promueve la valorización y el uso sostenible de los recursos naturales, al tiempo que busca alternativas para la conservación del medio ambiente, el desarrollo social y la mitigación de los efectos de la crisis climática.

“El contacto con el CAM-CCBC se produjo en un momento en que el Amazonas se encuentra en una situación muy delicada, porque los ojos del mundo están puestos en la pandemia de Covid-19. Mientras tanto, la acción de los deforestadores continúa sucediendo de manera desenfrenada”, afirma la directora ejecutiva del Idesam, Paola Bleicker. “Asociaciones como ésta, de fortalecimiento institucional, ayudan directamente a potenciar la misión del instituto en la promoción de un medio ambiente sostenible y socialmente más justo”, añade.

SPAW: R$ 8 mil en donaciones

Asimismo, la tercera edición de la São Paulo Arbitration Week (SPAW), en octubre, también se utilizó como instrumento para estimular la responsabilidad social. Se incentivó a los organizadores de los eventos registrados en la SPAW a patrocinar una entidad social de su elección. Como requisito para la inclusión del evento en la agenda compartida, se estableció una tasa de inscripción simbólica y mínima de R$ 100 reales (aunque las contribuciones de mayor cuantía fueron muy bien recibidas). Estos montos fueron revertidas en donaciones.

Con esta iniciativa, SPAW recaudó, en sus siete días de duración, más de R$ 8 mil en donaciones destinadas a instituciones sociales. Todo ello fue posible gracias a la acción coordinada de estudios de abogacía, universidades, asociaciones y diversas instituciones del Brasil y del extranjero.

Conocer el
X