A favor de la igualdad

La equidad de género es una de las directrices del CAM-CCBC debido a la diversidad en la gestión de conflictos

Por Estela Cangerana

Todavía queda mucho por hacer para promover un entorno más igualitario en el mundo jurídico, pero los esfuerzos liderados por el CAM-CCBC ya están empezando a dar sus frutos, especialmente en lo que respecta a la equidad de género. En 2020, por ejemplo, el número de árbitras en la lista del Centro alcanzó el 32,3%. La participación femenina es la más alta en la historia del CAM-CCBC, la más alta entre las instituciones de arbitraje brasileñas, e incluso supera la meta establecida por la Resolución Administrativa 30/2018, que definió parámetros para la igualdad de oportunidades para las mujeres en el ámbito del arbitraje.

El indicador, sin embargo, es sólo una de las muchas iniciativas promovidas en los últimos años e intensificadas durante la gestión de la presidenta Eleonora Coelho, la primera mujer en dirigir el Centro. En la actualidad, el CAM-CCBC desempeña un papel destacado, con experiencias compartidas en los principales foros de debate sobre el tema en el país, como el movimiento Mulheres do Brasil, encabezado por la empresaria Luiza Helena Trajano y con la participación activa de Eleonora Coelho. Al mismo tiempo, la igualdad de género también se manifiesta en la organización administrativa del CAM-CCBC y en su actitud ante los procedimientos.

Las cifras confirman que el Centro cuenta con indicadores similares a los de las mejores empresas en cuanto a la participación femenina, incluso en los ámbitos decisorios. Estos datos superan a menudo las estadísticas de las instituciones de arbitraje internacionales.

Entre 2018 y 2020, el porcentaje de participación de mujeres en la lista de árbitros creció cerca del 20%, en un movimiento de expansión que también alcanzó a otros indicadores. El número de tribunales mixtos trimestrales pasó del 55% en 2018 al 61,3% en 2020 y el número de mujeres que presiden estos juzgados pasó del 38% al 42% en el mismo periodo.

Este posicionamiento se extiende igualmente a los eventos organizados, apoyados o patrocinados por el CAM-CCBC. Desde 2019, al menos el 30% de los oradores deben ser del género femenino. Esto supone, en la práctica, avances como la participación de un 49% de mujeres entre los oradores del VI Congreso de Arbitraje en 2019, frente a sólo un 15% en la primera edición del evento en 2014. A modo de comparación, en ese año, el porcentaje de árbitras en la lista del Centro era sólo del 12%.

Conciencia en todos los ámbitos

“La política de promoción de la equidad es una filosofía del CAM-CCBC que ya ha sido entronizada en todos nuestros ámbitos de actividad y por todos nuestros empleados. Es una orientación clara y consciente del equipo directivo, compartida por quienes trabajan directa o indirectamente con el Centro”, afirma la case manager Maísa Barboza, que forma parte de la institución desde hace nueve años.

La orientación se ha fortalecido a lo largo de los años. “Con la adhesión al ERA Pledge (Equal Representation in Arbitration Pledge), en 2018, y la gestión de nuestra presidenta Eleonora Coelho, el CAM-CCBC asumió un papel de liderazgo en la promoción de este movimiento. En nuestro día a día, podemos ver que este mensaje ha sido comprendido por el mercado y ha influido en toda la comunidad del arbitraje e incluso en las actividades relacionadas”, añade el case manager, destacando los efectos indirectos sobre el empoderamiento femenino en el entorno jurídico.

Internamente, el CAM-CCBC lleva años esforzándose por lograr la equidad en sus prácticas de contratación, lo que ha dado lugar a una plantilla totalmente diversa. La presencia femenina es constante en la dirección, incluyendo las vicepresidencias y el consejo asesor, las secretarías y los departamentos en general.

Conocer el
X