Cuenta regresiva para las competiciones de arbitraje

El CAM-CCBC abre inscripciones para los pre moots de São Paulo y de Hamburgo

Por Sérgio Siscaro

La participación en competiciones académicas ha demostrado ser cada vez más esencial para la formación práctica de estudiantes de Derecho que desean actuar con métodos alternativos para la resolución de controversias (ADR, en inglés). Bastante competitivas, estas iniciativas permiten a los inscritos participar en simulaciones de casos reales, y requieren un entrenamiento centrado no sólo en el marco de conocimientos que guiarán sus argumentos ante el árbitro, sino también en aspectos como la postura y la oratoria, en situaciones que exigen calma y rapidez de razonamiento.

La principal iniciativa internacional es Willem C. Vis International Commercial Arbitration Moot (Vis Moot) de Viena (Austria), que también promueve una edición en el continente asiático, el East Moot (Hong Kong). De la competición, tienen lugar varios eventos preparatorios llamados pre moots, en los que competidores de varios países del mundo simulan la dinámica y el caso que se abordará en Vis Moot.

Tradicionalmente, el CAM-CCBC promueve a principios de año el Pre-Moot de São Paulo, que reúne a equipos de todas las regiones de Brasil y a veces cuenta con representantes extranjeros. También organiza el Pre-Moot de Hamburgo (Alemania), que tiene lugar poco antes del Vis Moot. En 2021 no podía ser diferente: el Centro ya ha recibido las inscripciones de más de 60 equipos para cada pre moot,  que seguirán el modelo de la propia competición y se celebrarán de forma remota.

El Pre Moot de São Paulo tendrá lugar entre el 27 y el 28 de febrero, y el de Hamburgo el 24 de marzo. Las inscripciones para los árbitros permanecen abiertas, y se puede acceder a ellas en https://www.mootcam.com.br/ –  a través de esta página también se puede obtener más información sobre las competiciones.

Modelo virtual

Según la secretaria general adjunta del CAM-CCBC, Luíza Kömel, el Pre Moot de São Paulo es el primero que se realiza de forma totalmente virtual, dada la persistencia de la pandemia del nuevo coronavirus. “Organizar la competición este año será un gran desafío. Además de tener que realizar la selección entre más de 60 equipos inscritos en cada pre moot, tendremos que contar con la participación de más árbitros y, lo más difícil, garantizar de que todos asistan a las sesiones de forma remota”, afirma. El año pasado, el Pre Moot de São Paulo contó con unos 160 árbitros dedicados a estudiar el caso y a evaluar a los alumnos.

Kömel señala, que hoy en día los estudiantes están más familiarizados con las herramientas de comunicación virtual, y el hecho de que ya se haya anunciado que la competición se llevará a cabo en este formato ayuda a los equipos a prepararse adecuadamente. “A fines de febrero de 2020, todavía había mucha incertidumbre en cuanto a los eventos y su formato. El concurso Vis Moot de Viena fue cancelado con menos de un mes de antelación y adaptado al formato virtual”.

Los equipos se están adaptando con el nuevo formato, utilizado de carácter extraordinario. Una de las medidas que han adoptado, a fin facilitar la comunicación entre sus participantes, ha sido la de estar presentes en el mismo ambiente físico durante las dinámicas virtuales de las competiciones.

En opinión de la secretaria general adjunta, este formato dejará un legado, incluso después de la pandemia. “Las competiciones deberán mantener algún aspecto de este modelo, siguiendo el mismo ejemplo de las audiencias de arbitraje en casos reales, administradas por el Centro. Una de las ventajas es la reducción de los costos de viaje de los equipos, por ejemplo. Sin embargo, la interacción personal con los árbitros seguirá siendo un componente esencial de estas iniciativas, tanto para los alumnos, que tienen acceso a la experiencia de estos profesionales, como para los propios árbitros, que entran en contacto con las nuevas generaciones de abogados”, concluye.

Experiencia práctica

Además de proporcionar una plataforma de simulación muy cercana a la realidad, las competiciones académicas también presentan la posibilidad de facilitar el ingreso de sus participantes en el mercado laboral. Esta es la opinión de João Victor Jarske, que junto con su colega Vinícius Trajano compuso el dúo de participantes del Centro Universitario de João Pessoa (Unipê) en el último Pre Moot de São Paulo, celebrado los días 15 y 16 de febrero de 2020, de forma presencial.

En esa ocasión, el equipo se enfrentó a un dúo de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) en la decisión final, y se consagró campeón. Jarske también participó en el Vis Moot del año pasado, celebrado en formato virtual.

Según él, la experiencia fue bastante gratificante. “El Pre Moot de São Paulo es muy competitivo. La preparación para la competición supuso la selección de oradores ya a fines de 2019. Eso fue necesario para que dispusiéramos de una buena cantidad de tiempo para preparar y desarrollar nuestros argumentos. Es una fase muy intensa, pero también muy divertida”, añade.

Jarske y su compañero Trajano se enfrentaron a seis equipos durante el pre moot. El tribunal arbitral fue dirigido por el abogado estadounidense John Fellas y por la ex fiscal del estado de São Paulo, Cristina Mastrobuono, y contó con la participación de más de 160 profesionales de Brasil y del extranjero, que asesoraron a los participantes. “Siempre queremos impresionar a los árbitros siendo persuasivos. Y ellos  siempre tienen excelentes consejos que compartir”, señala.

Actualmente trabajando en las áreas de arbitraje y litigio comercial, Jarske participará en las competiciones de este año como coach del equipo de Unipê. “El desafío es adaptar muchas características de la formación al entorno virtual. En Viena, cuya edición de 2020 fue remota, sentí que las personas parecían estar más solas, lo que exige más seguridad de los participantes”.

Conocer el
X