Mediación en línea: agilidad y seguridad

Procedimientos de CAM-CCBC se llevan a cabo normalmente con el apoyo de herramientas de comunicación a distancia

 Por Sérgio Siscaro

Los desafíos planteados por la pandemia del nuevo coronavirus, que ha limitado la capacidad de movimiento de las personas, presagiaron el surgimiento de un “nuevo normal”. Incluso después del actual distanciamiento social necesario, las personas y las organizaciones tenderían a seguir utilizando herramientas de comunicación a distancia, más ágiles, eficientes y económicas que los traslados en las grandes ciudades o entre ciudades e incluso países.

CAM-CCBC ya se ha adaptado a esta nueva realidad y está actuando normalmente a través de soluciones de comunicación remota. Además de haber llevado a cabo 3 reuniones de pericia y 8 audiencias remotas[1] de arbitraje, el Centro también ha tenido éxito en los procedimientos de mediación en línea.

Y con buenos resultados: solo durante la pandemia se han recibido 3 casos de mediación y también se han llevado a cabo 3 sesiones de mediación exitosas, lo que está acorde con el movimiento registrado en el mismo período de 2019.

“La receptividad de nuestros clientes ha sido muy positiva. Ellos entienden que esta es la realidad ahora, puesto que se han dado cuenta de que tanto los procedimientos de arbitraje como las audiencias judiciales se están llevando a cabo de manera virtual. Lo mismo se aplica para los casos de mediación”, dijo Sílvia Salatino, coordinadora de la Secretaría CAM-CCBC.

Los procedimientos de mediación en línea administrados por CAM-CCBC están rodeados de cuidados que tienen como objetivo garantizar la eficiencia del proceso y la seguridad de todos los involucrados.

Las partes firman inicialmente un documento, los Términos del Acuerdo de Mediación, mediante el cual establecen las reglas que deben guiar los procedimientos. Pueden, por ejemplo, definir que los documentos compartidos electrónicamente durante el procedimiento estén protegidos con absoluta confidencialidad. “El documento tiene la naturaleza jurídica de un contrato e involucra el tema del secreto”, acota la coordinadora.

Apoyo técnico

Ella afirma que el apoyo del equipo de Tecnología de la Información (TI) del Centro es esencial para garantizar que todo funcione de la mejor manera posible. “El día antes de las reuniones, se realiza una simulación, a través de la cual es posible determinar posibles problemas en los equipos utilizados por las partes, debido a la variación en la calidad de la señal de Internet, etc.”, reflexiona.

Con relación a la elección de las herramientas tecnológicas que ofrezcan más seguridad y eficiencia, la case manager Maúra Guerra Polidoro señala que el equipo interno realiza pruebas periódicas en los servidores del Centro y en las soluciones de comunicación remota, por ejemplo. “Tratamos de utilizar Microsoft Teams, que es un herramienta con encriptación de punta a punta y que ha presentado los mejores resultados en testes. No obstante, también utilizamos Zoom, que es muy solicitado por los clientes”, acota.

El apoyo del área de TI ha sido fundamental para garantizar la migración de las actividades de CAM-CCBC con rapidez y eficiencia. “El 16 de marzo comenzamos a organizarnos para trabajar de forma remota y el 18 ya no había nadie más en la sede”, recuerda Salatino.

Una posible vulnerabilidad de la versión en línea de las operaciones de mediación sería la falta de contacto presencial directo entre los participantes, lo que permitiría una lectura más precisa de su lenguaje corporal como una forma de interpretar mejor sus reacciones a lo largo de los procedimientos. “Una solución eficaz ha sido promover reuniones privadas, entre el mediador y una parte, en un entorno virtual separado, en el que los demás no pueden participar. De esta forma, el profesional puede intercambiar percepciones sobre el caso directamente con la parte involucrada”, evalúa la coordinadora.

Nuevo paradigma

Si antes de la pandemia esta nueva forma de llevar adelante los procedimientos de mediación era vista con desconfianza, ella deberá, a partir de la experiencia de los últimos meses, volverse algo normal. “Al principio, las partes que participaban del proceso de mediación eran más reacias al modelo en línea y algunas preferían tener reuniones presenciales. Como esto se volvió inviable con la cuarentena, las personas tuvieron que acostumbrarse a las reuniones remotas, y la opinión sobre ellas ha cambiado mucho”, dijo Polidoro.

Salatino está de acuerdo: “Es un camino sin regreso. En este momento, en que las personas no se sienten seguras con relación a las reuniones presenciales, la mediación en línea surge como una opción menos costosa e igualmente eficiente. Entonces, ¿por qué no usar este medio? Si antes solíamos pensar que la tecnología alejaba a las personas, hoy vemos que la tecnología es la única forma de conectarnos”.

Reglas en línea

Los procedimientos de CAM-CCBC para casos de arbitraje y mediación han sido objeto de resoluciones administrativas recientes, como la RA 40/2020, que sentó las bases para la operación remota del Centro. A finales de mayo, se publicaron notas sobre reuniones y audiencias remotas, aclarando a las partes involucradas sobre el modelo utilizado en este período de pandemia. El texto completo está disponible en las páginas de arbitraje y mediación del sitio electrónico del Centro:

Arbitraje: https://ccbc.org.br/cam-ccbc-centro-arbitragem-mediacao/es/arbitraje/

Mediación: https://ccbc.org.br/cam-ccbc-centro-arbitragem-mediacao/es/mediacion/

[1] Datos actualizados hasta el martes, 19 de mayo de 2020.

Conocer el
X