La especialización aporta eficiencia y agilidad a la solución de controversias

El modelo de secretarías del CAM-CCBC permite un salto en la calidad del servicio

Por Sérgio Siscaro

Las ventajas de los mecanismos adecuados de resolución de disputas son factores como la velocidad de los procedimientos en comparación con los trámites del sistema judicial y la flexibilidad del procedimiento. Sin embargo, un importante beneficio adicional diseñado por CAM-CCBC está comenzando a atraer la atención del sector: la administración del procedimiento por parte de secretarías especializadas.

“Nos dimos cuenta hace algún tiempo que las secretarias proporcionan una atención diferenciada debido a la forma en que administran los procedimientos. Así, podemos actuar de una manera más decisiva, analizando los detalles de cada causa con más precisión, puesto que cuanto más conocimiento sobre el tema uno tiene, mayor será su capacidad para contribuir al progreso de ese caso de una manera positiva”, dijo la Coordinadora de Secretaría del CAM-CCBC, Sílvia Salatino. Pionero en el país, el modelo se adoptó en 2018 por la Secretaría General del Centro.

Actualmente el CAM cuenta con ocho secretarías especializadas, compuestas por case managers y assistant case managers. Las áreas de práctica son derecho societario (compraventa de acciones, operaciones de disolución parcial de sociedades, establecimiento de joint ventures y otros), infraestructura y construcción, mercado inmobiliario, propiedad intelectual, representación comercial, energía, petróleo y gas, suministro de bienes y servicios y compraventa de bienes.

Los procedimientos específicos en los cuales las secretarías están especializadas son, a su vez, la mediación, el arbitraje de emergencia, el arbitraje de acuerdo con el reglamento de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Uncitral, por su sigla en inglés), el arbitraje que involucra a entidades de la administración pública directa (incluidas autarquías especializadas y agencias reguladoras) e indirecta (para sociedades de economía mixta), la actuación del Centro como autoridad nominadora, disputas sobre nombres de dominio (CCRD) y comité de prevención y solución de disputas (dispute boards).

Además, las secretarías del Centro están preparadas para atender procedimientos en cualesquiera áreas que puedan pasibles de resolución por arbitraje, y en varios idiomas, como inglés y español. “Cuando la institución tiene a alguien que conoce el tema, ha estudiado el procedimiento y, a veces, está académicamente preparada para tratar ese tema, tiene un diferencial importante. Cuanto mayor es la interacción de los case managers con esa área, mayor será la calidad del desempeño”, pondera la case manager Maúra Guerra Polidoro.

El modelo de distribución adoptado también establece que cada nuevo caso será analizado y enviado a la secretaría específica, que será responsable de administrarlo. Si el asunto no es tratado de manera específica por una secretaría, se remitirá a aquella que tenga menos procedimientos en curso en el momento, promoviendo así la atención cuidadosa acada caso. “Debido a la alta demanda, existen procedimientos y sectores que tienen más de una secretaría. Este es el caso del derecho societario, o del segmento de la construcción ”, ejemplifica Salatino.

Salto cualitativo
La especialización en la atención permite no solo más cuidado a los detalles de cada caso, teniendo en cuenta el sector de actividad de las partes o el tipo de procedimiento, sino que también facilita el diálogo entre el tribunal responsable de la mediación o el arbitraje y las secretarías del CAM-CCBC. “Es posible establecer una relación más confiable porque la secretaría está representada por alguien con experiencia en esa área. De hecho, se trata de un perfil de profesional nuevo en el mercado, que combina las habilidades del conocimiento jurídico y la organización con un conocimiento más dirigido a un determinado sector de actividad”, agrega la Coordinadora Cristiane Gertel.

Este modelo fue adoptado por CAM-CCBC también debido a la cantidad de procedimientos de mediación y arbitraje que llegan al Centro. A finales de 2019, las ocho secretarías administraban 330 procedimientos en curso, y en enero de 2020, se iniciaron seis más, cantidad mayor que en el mismo mes del año anterior

Conocer el
X