Pionerismo, transparencia e internacionalización marcan la historia del Centro

Primer Centro de Arbitraje y Mediación de Brasil, el CAM-CCBC va a completar 40 años celebrando su vocación para el pionerismo. La institución se inauguró en 1979 por un grupo de profesores y abogados que hicieron historia al editar el primer reglamento institucional del arbitraje brasileño.

 

Por aquel entonces, existía un artículo en el código de procedimiento civil que mencionaba la posibilidad de realizar procedimientos arbitrales. El laudo arbitral, sin embargo, debía llevarse al judiciario para validación. “Se investigaban cuestiones relativas a las formalidades y al propio mérito de la decisión, lo que desestimulaba el uso del arbitraje”, explica el actual presidente del CAM-CCBC, Carlos Forbes.

 

La ley de arbitraje se promulgó en 1996, pero fue tan sólo algunos años después de su constitucionalidad aprobada por el STF, en el comienzo de los años 2000, que los casos crecieron en progresión geométrica. Si en mediados de aquella década eran alrededor de cinco, en 2017 el CAM-CCBC recibió más de 140 procedimientos arbitrales. “Con la declaración de la constitucionalidad, la propia magistratura empezó a indicar ese camino”, completa Forbes.

 

Para una institución pionera, hacer aniversario es pensar en el porvenir. Bajo esa premisa, el actual presidente comentó tendencias en un vídeo grabado en homenaje a los 40 años del CAM-CCBC y en una entrevista exclusiva para la Newsletter del Centro -primera del sector a recibir la certificación ISO 9001, en 2004, y constantemente renovada.

 

INTERNACIONALIZACIÓN

 

“Una idea sabia e iniciada por el ex presidente del CAM-CCBC Frederico Straube (2007-2015), mostrando que en Brasil se hace arbitraje con excelencia. Straube promovió convenios entre centros de arbitraje, como tenemos en Portugal, Chile, Italia, España, Alemania, Estados Unidos. Otro grande momento para esa internacionalización fue en 2017, cuando adoptamos las reglas del CAM-CCBC por el Viles-Moot de Viena”.

 

CASE MANAGERS

 

“Siempre creí que los secretarios ejecutivos, o case managers, podían cuidar a un número máximo de procedimientos. Entonces, para atender al aumento de la demanda, pasamos de cuatro a ocho secretarías en los últimos años. Los case managers son especialistas. Proporcionan al árbitro, al abogado y a las partes el apoyo en el desarrollo del procedimiento, porque entienden que lo más importante es que el procedimiento vaya hasta el final con calidad. Ésa es la gran acreditación del CAM-CCBC”.

 

DIVULGACIÓN DE LOS TRIBUNALES ARBITRALES CONSTITUIDOS EN EL SITIO DEL CAM-CCBC

 

“Existe una demanda incluso internacional para el conocimiento mayor de los partícipes de un arbitraje. Eso es muy bueno, eso genera un conocimiento a más, una transparencia a más en el mercado. Una de nuestras resoluciones reafirma el compromiso de divulgar ese tipo de información en el sitio. Uno espera, como en otros casos, que esa iniciativa sea seguida por las otras instituciones”.

 

MEDIACIÓN

 

“Un acuerdo es mucho más rápido, barato. Nadie gana o pierde: lo que pasa es que las partes llegan a la mejor solución. ¿Si usted tiene un conflicto complejo, por qué no llevarlo primero a la mediación? Para dar un incentivo, publicamos una resolución que trata de un descuento en la tasa de administración en ese tipo de procedimiento. Vale tanto para quien interrumpe el arbitraje para intentar la mediación, o quien recurre al arbitraje tras no llegar a un acuerdo mediado”.

 

PRIMERA SP ARBITRATION WEEK

 

“Tenemos el Congreso CAM-CCBC de Arbitraje en la penúltima semana de octubre, que ya tiene su público-blanco, pero existen otros eventos paralelos sobre el mismo tema. Luego, tuvimos la idea, con base en lo que existe en otros países, de crear la SP Arbitration Week, donde disponemos de una agenda de esos eventos para que las personas se encuentren, intercambien conocimiento. En esa primera edición, reunimos 19 eventos”.

 

TECNOLOGÍA

 

“La tecnología integra nuestras actividades y nuestra planificación. En 2018 lanzamos un nuevo portal y una aplicación que representan, asimismo, transparencia, con una serie de informaciones totalmente disponibles para el público. Otro punto: la comunicación de la fase administrativa pasó a ser totalmente electrónica, agilizando en, por lo menos, un mes los procedimientos arbitrales. Está claro que eso no es tan fácil, pero en los próximos años queremos digitalizar cada vez más el control de los procedimientos arbitrales, con toda la seguridad necesaria”

Conocer el
X